domingo, 5 de junio de 2011

LA SEMILLA MÁGICA


Corrieron varios kilómetros y se escondieron detrás de un arbusto. Cuando se agacharon vieron otra semilla de Don Frutos. Les pareció muy extraño. Natalia la guardó en el bolsillo de su falda.

Cuando salieron, estaban perdidos.

A Jorge se le ocurrió partir la semilla y que cada uno comiera la mitad.

Se agarraron de las manos, cerraron los ojos, y los dos gritaron fuerte: “¡Deseo estar en casa de Jorge!”. Cuando abrieron los ojos estaban en casa de Jorge. Los dos se alegraron mucho de estar allí.

Y colorín, colorado, esta historia ha terminado.


FINAL HISTORIA 97

INICIO                    VOLVER ATRÁS



Créditos

Autores de este artículo: Valentina Baile—Paulino Oldani
Curso: 6ºB
Centro: Colegio La Inmaculada – Compañía de María
Localidad: Bahía Blanca
Provincia: Buenos Aires
País: ARGENTINA
Tutora: Patricia Giorgetti

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada